CDMX tendrá “mapas de puntos calientes” de criminalidad en 2018

octubre 31, 2017 Santa Fe Sociedad

edna_jaime
  • La alianza entre México Evalúa y la SSP de la CDMX inició hace cincos meses; en marzo del próximo año se mostrarán los resultados

 

  • Edna Jaime, directora de México Evalúa, participa en la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos : La Vía Civil’

Ciudad de México. En marzo de 2018, la Ciudad de México contará con ‘mapas de puntos calientes’ para identificar las zonas en donde se debería generar un nuevo enfoque criminológico y policial, llevar a cabo acciones de prevención del delito, una implementación eficiente de recursos humanos y financieros, así como una estrategia policial a la medida para cada zona, señaló Edna Jaime, directora de México Evalúa AC.

El convenio entre México Evalúa y la Secretaria de Seguridad Pública de la CDMX se firmó hace cinco meses. Esta acción posibilitó acceder a datos sobre los homicidios que se han cometido en la capital del país. Esta información está georreferenciada, lo que facilita conocer el lugar exacto en donde ocurrieron, así como otras características del evento. A partir de estos detalles se están generando ‘mapas de puntos calientes’.

“En el marco del proyecto con la SSP de la CDMX tenemos planteado un intercambio de información estratégica para desarrollar análisis innovador sobre la dinámica de homicidio. Lo que pedimos es generar estrategias de seguridad pública hechas a la medida para cada ‘punto caliente’ y reducir efectivamente la violencia letal en estos lugares”, señaló Jaime durante su participación en la conferencia internacional “Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’, organizada por la Universidad Iberoamericana.

La especialista explicó que la concentración de homicidios en ciertas zonas no es un hecho fortuito, pues está vinculado a factores sociales, ambientales, políticos y económicos que provocan su condición.

Por esta razón, trabajan en la identificación de estas zonas de criminalidad. Al mismo tiempo, están utilizando otro tipo de datos para encontrar correlaciones, tales como la identificación de factores de riesgo y de protección para saber si existen nexos con la comisión de delitos violentos o si el entorno de una escuela es un factor de protección o no.

“Estamos en esta fase exploratoria, pero será muy importante empezar a identificar estos factores de riesgo y protección para poder diseñar las estrategias. Empezamos a ir a un trabajo exploratorio en Tepito, un ‘punto caliente’, y descubrimos que un par de calles concentran más de 60% de los homicidios de la zona. Eso abre una infinidad de posibilidades de intervención para reducir la violencia letal”, añadió Edna Jaime.

Finalmente, explicó que el mapeo de puntos críticos brinda la oportunidad de incluir participativamente a las personas que habitan en las comunidades más afectadas por la violencia letal, por lo que el trabajo con la policía es fundamental para generar vínculos de confianza entre ellos y los ciudadanos.