Diputados de Morena piden a Mancera condonar el aumento al impuesto predial 2017

enero 23, 2017 Ciudad de México Economía

Predial CDMX, México en la Red

Ciudad de México. Para contrarrestar el estado de emergencia económica que enfrentan las familias capitalinas por los “gasolinazos”, diputados de Morena pidieron al gobierno de la Ciudad de México condonar el aumento al impuesto predial este año y que se paguen las tarifas establecidas en 2016.

Los legisladores propusieron al gobierno capitalino emitir una resolución de carácter general que elimine la actualización que aplicaron al predial, pero que también se restituyan los porcentajes de reducción que se aplicaban a los inmuebles por antigüedad. Esto aseguraría que quedara en lo mismo que se pagó el año pasado.

Advirtieron que si el gobierno local no responde a esta solicitud, el miércoles próximo propondrían un periodo extraordinario en este órgano legislativo para abordar el tema.

Explicaron que el objetivo del periodo extraordinario sería incluir un artículo transitorio en el Código de Fiscal para “congelar” el pago del predial al de 2016.

Los ingresos que dejaría de percibir el gobierno son de poco más de 600 millones de pesos, que significan apenas 0.3 por ciento del presupuesto aprobado para este año, y que pueden resarcirse con una política de austeridad más profunda que la anunciada o de los millonarios excedentes que ha obtenido esta administración justamente del pago de contribuciones.

Al señalar que vivimos un estado de emergencia económica por la torpe decisión del gobierno federal de elevar los precios de las gasolinas, situación que se agravará en febrero próximo con dos gasolinazos más y la liberación de estos precios, aclararon que los contribuyentes no dejarían de pagar este impuesto, sino que pagarían lo mismo que en 2016.

Además, detallaron que esta medida no afectaría los programas de apoyo para los adultos mayores que pagan el impuesto predial ni las condonaciones a inmuebles de colonias populares.

En conferencia de prensa, los diputados Aleida Alavez Ruiz y Néstor Núñez López, lamentaron que el gobierno de la ciudad no informara que este año disminuiría la reducción en los porcentajes del predial de acuerdo con la antigüedad de los inmuebles, lo que generó alzas que causaron el enojo de los ciudadanos. Dicha deducción fiscal se había aplicado en años anteriores.

Explicaron que al reducir este descuento se elevó el valor catastral de los inmuebles y por ende pasaron a un nivel más alto, lo que generó cobros más altos en los recibos finales.

Agregaron que para el caso de quienes ya pagaron con estos ajustes, el gobierno aplicaría el procedimiento que establece el Código Fiscal. Es decir, que quede como saldo a favor en su cuenta, aplicable para otros pagos.

Una acción de esta naturaleza, aseguraron, sería una verdadera política de apoyo a la economía de los habitantes de la Ciudad de México contra los “gasolinazos”, porque beneficiaría directamente sus bolsillos.

Asimismo solicitarán a la Secretaría de Finanzas información detallada sobre  el número de viviendas que cambiaron de rango, para determinar con exactitud los ingresos que recibirá el gobierno local por este concepto.

Manifestaron que los próximos dos ajustes a los precios de las gasolinas, hasta llegar a la liberalización en la segunda quincena de febrero próximo, obliga al gobierno de Miguel Ángel Mancera a establecer medidas de apoyo más agresivas a la economía de los capitalinos, además de una política de austeridad más profunda, que se refleje en los bolsillos de los ciudadanos.

Sin embargo, a partir de 2017 el gobierno retiró esta política de apoyo que afecta aún más la desgastada economía familiar de los capitalinos, que debido a la torpe decisión del gobierno federal nos enfrenta a una escalada de precios al alza que no sabemos si serán capaces de contener.

La legisladora señaló que además de requerir medidas de austeridad más profundas, el gobierno capitalino debe demostrar en este momento de qué lado está. Esta es su oportunidad de dar marcha atrás en lo que ya se conoce como “predialazo” y volver a aplicar dichas deducciones.