IBERO, Centro Prodh, CIDE, UNAM y CNDH crean ‘Foro Mexicano para la Seguridad Democrática’

octubre 31, 2017 Santa Fe Sociedad

Ibero ok
  • Terminaron las actividades de la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’

 

  • Proponen que inseguridad sea tema en debates electorales

 

Ciudad de México. La Universidad Iberoamericana Ciudad de México, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) crearon el ‘Foro Mexicano para la Seguridad Democrática’.

El Foro es una nueva red de construcción de conocimiento, intercambio e incidencia en políticas públicas orientada hacia el fortalecimiento del paradigma de seguridad ciudadana en un contexto democrático y con perspectiva de derechos humanos.

Los principios que fundan y orientan el Foro son:

  1. Las personas son el centro de las políticas de seguridad y éstas deben responder a sus necesidades individuales y colectivas.
  2. Las políticas de seguridad deben ser coherentes con la promoción y el respeto de los derechos humanos.
  3. Tales políticas deben construirse con base en la evidencia y los más avanzados conocimientos científicos y técnicos.
  4. La seguridad ciudadana debe anteponer la prevención de la violencia y la delincuencia.
  5. Las políticas de seguridad deben ser conducidas por autoridades civiles responsables, competentes, profesionales y sujetas a rendición de cuentas, a su vez auxiliadas de manera excepcional, subsidiaria y temporal por las autoridades militares.
  6. Las políticas de seguridad deben enfocarse en estimular la creatividad y la innovación, para así construir casos de éxito susceptibles de replicación.

 

Los primeros objetivos estratégicos del Foro son:

  1. Diseño y puesta en marcha de una agenda de investigación científica orientada hacia la incidencia en la toma de decisiones por parte de las autoridades civiles responsables de la seguridad.
  2. Integración y puesta en marcha de una oferta educativa de nivel superior y de posgrado dirigida a la formación de cuadros especializados entre autoridades y sociedad civil.
  3. Construcción y puesta en operación del primer laboratorio de innovación para la Seguridad Ciudadana.
  4. Diseño y lanzamiento de un ranking nacional de intervenciones en seguridad ciudadana que incluirá una plataforma de reconocimientos a las mejores prácticas.
  5. Construcción de alianzas estratégicas con foros de seguridad de otros países.
  6. Integración y publicación del manifiesto del Foro, mismo que incluirá el marco teórico y conceptual que enmarcará su trabajo, la estrategia política de incidencia y el plan de trabajo de los primeros tres años de operaciones.

En la primera etapa del ‘Foro Mexicano para la Seguridad Democrática’, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México coordinará el diseño e implementación del programa de trabajo desde una secretaría técnica creada al efecto, que estará a cargo de Ernesto López Portillo, consultor en seguridad ciudadana.

Conclusiones conferencia ‘Seguridad, democracia y derechos humanos’

El ‘Foro Mexicano para la Seguridad Democrática’ tiene como antecedente el hecho de que las políticas de seguridad en México requieren una revisión profunda, de cara a la persistente crisis de inseguridad, violencia y delincuencia, a su vez asociada a un extendido conflicto con los derechos humanos.

En ese contexto, y con el fin de aportar elementos para el análisis sobre la política de seguridad en México, se realizó la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: la vía civil’; convocada por la IBERO, el Centro Prodh, el CIDE, la CNDH, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En las conclusiones de la Conferencia, el Mtro. Mario Patrón, director del Centro Prodh, hizo un llamado a que luego de dos sexenios con la misma política fracasada de seguridad los actores políticos que contenderán a cargos de elección popular en los próximos comicios hagan que el tema de la inseguridad sea parte de los debates y sus propuestas de campaña, y se puedan generar compromisos concretos.

Ese es el valor agregado del diagnóstico derivado de esta actividad realizada en el inicio y postrimería del proceso electoral. “La pregunta es, si podremos incidir en la racionalidad electoral a la que nos vamos a enfrentar, para ver si le podemos dar un poquito de contenido a la agenda y a las propuestas”.

Dijo que en parte de las conclusiones de ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’ está cómo generar los incentivos para revertir el modelo militarista de seguridad, a favor de una apuesta por las instituciones civiles. “Eso significa idear un programa de retiro gradual y programático de las fuerzas armadas; pero junto con el correlato del fortalecimiento, profesionalización y democratización de las instituciones civiles de seguridad”.

La otra parte pasa también por un debate profundo del modelo de seguridad, pero asociado a una visión sistémica en la que no sólo se conciba a las policías en su papel de prevención e investigación, es decir, como parte del sistema de justicia; sino también hay que revisar la política contra las drogas y las políticas sociales.

Para el doctor Sergio López Ayllón, director del CIDE, este tipo de foros entre las instituciones públicas, las organizaciones civiles y la academia, son espacios que permiten dialogar, entender y propiciar una mejor comprensión de los problemas.

Consideró que a la academia le toca generar conocimiento e hipótesis, y a otros les toca hacer cosas desde la práctica. “Es este conjunto de esfuerzos, en este diálogo que tenemos que empujar, que yo creo que tendremos que hacer una acción política desde la sociedad para exigir claridad de objetivos en las políticas” (de seguridad).

La política púbica de seguridad no puede hacerse sólo desde el Estado, sino que tiene que involucrar a las comunidades, para preguntarse “qué tenemos que hacer con las policías, qué tenemos que hacer con las procuradurías, qué tenemos que hacer con los jueces, qué tenemos que hacer con el sistema penitenciario, qué tenemos que hacer con la prevención”.

Lo anterior, para finalmente restablecer la confianza en la sociedad. “La sociedad mexicana no sólo vivió un sismo físico, creo que vive un sismo de confianza;  y ese es el enorme reto que tenemos en los años por venir, si queremos realmente construir una seguridad, una convivencia democrática”.

El Rector de la IBERO, Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., dijo que en medio de la discusión de la conferencia, sobre la política de seguridad en México, “ha habido un gran elefante dentro de la habitación que no hemos nombrado”; se trata de “la política de drogas y la asociación que existe entre los cárteles y las autoridades de los tres niveles de gobierno. La frontera entre los cuerpos de seguridad y el crimen organizado no es clara, es porosa, es difusa, hay vasos comunicantes”.

El desafío no es menor, y entonces resolver el problema de la seguridad ciudadana no es un tema predominantemente técnico, sino estructuralmente político. “Entonces su solución pasa por un cambio en la política de drogas, probablemente la despenalización de algunos consumos; una reforma en justicia penal; una reforma en las policías; una reforma en las procuraciones de justicia y una nueva política social”.

En las conclusiones también estuvieron presentes Ernesto López Portillo, coordinador técnico de la conferencia internacional; y Josep María Lahosa, del Forum Español para la Prevención y la Seguridad Urbana.

Este último dijo que el fórum español celebra enormemente “la valentía que han tenido ustedes de plantear una cuestión tan compleja como es la seguridad, desde una perspectiva civil”. Asimismo ofreció todo el apoyo, acompañamiento, trabajo y transferencia de conocimiento de parte del fórum, que queda abierto a cualquier tipo de colaboración.