La Glorieta de Insurgentes estrena rostro; costó 127 millones de pesos

noviembre 23, 2017 Ciudad de México Sociedad

Glorieta Insurgentes

Ciudad de México. La noche de este miércoles se reinauguró la Glorieta de Insurgentes después de que fueran rehabilitados 17 mil metros cuadrados de este espacio que, desde 1969, no recibía mantenimiento alguno.

Con una inversión de 127 millones de pesos, los trabajos estuvieron a cargo de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) encabezada por Jaime Slomianski y por la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), a cargo de Edgar Tungüí.

Se renovaron instalaciones eléctricas, hidráulicas y sanitarias. Se sustituyeron 300 metros lineales de red de drenaje, además se instalaron tres bombas para el desalojo de aguas negras y se dio mantenimiento a cuatro cárcamos.

También se renovaron 210 metros lineales de red de aguas negras y se construyeron dos módulos de baños en los que se considera la accesibilidad y equidad de género, por lo que habrá módulos de mujeres, hombres y neutro.

Se remodelaron 589 metros cuadrados de las estaciones de la Línea 1 del Metrobús que se encuentran en el lugar. El vestíbulo de cada una de ellas creció 100 metros cuadrados, así como el módulo de la estación se amplió 32 metros cuadrados, con lo que ya será posible que dos camiones articulados se estacionen en ella.

En las estaciones de este transporte público también se realizó el cambio de todos los acabados como pisos, muros, señalética, recaudo, techumbre, pantallas y cristales templados.

La obra también incluyó la rehabilitación del entorno vial, por lo que se hizo la reparación de 8 mil 500 metros cuadrados de banquetas y guarniciones; así como adecuaciones geométricas viales y señalización vial.

Además, se crearon tres pasos seguros en las intersecciones de avenida Chapultepec y Orizaba, avenida Insurgentes y calle Puebla, avenida Chapultepec y Monterrey-Florencia.

Para mejorar y modernizar la imagen urbana de la Glorieta de Insurgentes, los locales comerciales fueron remodelados y reconfigurados en su ubicación y distribución, para quedar un total de 36.

Se instalaron 42 luminarias para que el paso de los usuarios por la noche sea seguro.

Además, se construyeron dos fuentes bailarinas, con una capacidad de 18 mil litros de agua, cada una, que a través de la programación de un software pueden hacer 170 combinaciones en la intensidad de los chorros y 16 mil composiciones de luz de diferentes colores.

En la plaza se colocaron 14 cobertizos para el resguardo del sol, que cuentan con iluminación y contactos eléctricos trifásicos y para USB.

Como decorado se plasmaron las rutas de las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), con sus colores emblemáticos y cada intersección, que indica el transborde de una estación a otra, será iluminado.

Además, se rehabilitaron mil 500 metros cuadrados de áreas verdes, que también tendrán iluminación artística en los árboles.