Presentó Jorge Flegman “Factor Éxito”, un libro homenaje a su padre, sobreviviente del Holocausto

abril 18, 2016 Cultura Nacionales

Ciudad de México. Tras la muerte de su padre, Jorge Flegman decidió escribir un libro que rindiera homenaje a su padre Jeno Flegman, húngaro judío  sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz, quien siendo muy joven decidió venir a México y construir una historia de éxito.

Factor Exito. Infozona

“En nuestra mente está el poder que nos llevará al éxito, y para ejercerlo hay que llenarla de pensamientos y actitudes positivas, señaló el debutante escritor durante la presentación de su libro “Factor Éxito”, editado por Selektor, realizada en el restaurante El Lago, en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.

Para la “construcción” de este libro, Jorge Flegman se valió de los testimonios de éxito de 31 personajes de diversos sectores y para la ceremonia en que daría a conocer su obra le mandó al comunicador René Franco un guión, vía whats app, pero dada la irreverencia característica de este último la entrevista-presentación tomo caminos muy distintos, aunque apegada al hilo conductor del escribidor.

“Somos lo que pensamos, lo actuamos y de lo que nos rodeamos”, aseguró Flegman, quien aprovechó la ocasión para festejar su cumpleaños 50 rodeado de amigos y personalidades.

Es fundamental modificar nuestro entorno, y guiados por el pensamiento positivo acercarnos a aquellas personas que se asemejan a lo que queremos llegar a ser, o de las que podemos aprender algo. En la vida nos dicen que debemos ser exitosos, desde pequeños nuestros padres y maestros nos preparan para ello, por eso es que gran parte la dedicamos a estudiar y después a trabajar; siempre está en nuestra mente y cerebro alcanzar el éxito, en cualquier terreno, ya sea ser reconocido, millonario, famoso o simplemente feliz, pero hay gente que no hace absolutamente nada para lograrlo, sentados en casa no van a llegar las oportunidades, del cielo no llueven ofertas de trabajo, ni se encuentra pareja, uno debe de ser perseverante y tener la pasión por aquello que le gusta y lo que desea, agregó convencido.

En “Factor Éxito” Flegman comparte su historia personal, la de algunas celebridades que pensaron en grande y que atravesaron diversas situaciones para poder alcanzar sus metas.

Los relatos inician con una fotografía en blanco y negro y una pequeña semblanza dedicada a su padre.

Cada uno comparte su frase favorita, ya sea de un autor, cantante, etc. e inicia la historia de cómo logró convertirse en una persona exitosa. En especial mis pasajes favoritos fueron los de Oswaldo Sánchez, Aleks Syntek, Cristina Pineda y Mauricio Achar. Pero también se incluyen los de Vicente Fox, Jesse & Joy, César Lozano, Susana Zabaleta y Maribel Guardia, entre otros.

No sé si fue una buena selección de personalidades, pero bueno, a algunos no los conocía y fue interesante leer y conocer la visión que cada uno tuvo en su rubro, pues el éxito de un deportista es muy diferente al de un rabino, al de un actor o al de un presidente de la nación y eso es precisamente lo enriquecedor de esta lectura, lo que nos deja el aprendizaje de otros, la enseñanza y sabiduría que nos brinda cada historia; ellos al igual que nosotros tuvieron un sueño, y en ocasiones pensamos que fue un golpe de suerte o que gracias a su apellido lo han conseguido todo, pero no, fue por su esfuerzo y dedicación, misma que nosotros debemos poner en cada proyecto y meta que nos fijemos, debemos aprender de nuestros errores, como dice Fernando de Fuentes, “el éxito es sinónimo de perseverancia y humildad” y tiene toda la razón.

Este libro no te dará las bases para alcanzar el éxito, eso depende de ti, pero puedes inspirarte un poco con las historias que se presentan.

René Franco culminó la noche al comentar que Jorge Flegman es un judío, pero un judío muy mexicano que está comprometido con el país. El autor de “Factor Éxito” rememoró lo que su padre decía a los mexicanos tras más de 20 años de buscar la nacionalidad, que logró hasta los años setenta por un decreto del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez. “Yo soy más mexicano que tú, porque tu naciste en México y yo en Hungría, pero yo sí decidí hacerme mexicano y tú lo eres sólo por haber nacido aquí”, rememoró orgulloso el escribidor.