Prevé el Invea demoler 43 edificaciones irregulares en la capital

febrero 16, 2017 Ciudad de México Gobierno

Demolición edificio.México en la Red

Ciudad de México. En la Ciudad de México hay 43 edificaciones que se encuentran en proceso de demolición parcial o total, informó el consejero presidente del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), Meyer Klip Gervitz.

Al ratificar que la meta es que haya cero construcciones que incumplan con las normas, planteó que las anomalías más frecuentes de las constructoras es exceder los niveles permitidos por el uso de suelo; es decir, edificaciones que en lugar de los seis pisos permitidos por uso de suelo, tienen siete, ocho o más.

El consejero explicó que cuando el Invea detecta el exceso de pisos, procede a asegurar los folios de construcción para evitar que esos predios o pisos de más se puedan vender, poniendo a salvo los derechos y el patrimonios de los interesados en comprar, pues de detectarse la anomalías serían demolidos.

En este contexto, se llevó a cabo la firma del convenio entre el Invea y el Colegio de Notarios del Distrito Federal, cuya finalidad es la de informar de manera puntual sobre aquellos predios que incumplen la ley para evitar que sean vendidos en detrimento de los intereses del comprador.

Klip Gervitz mencionó que una vez que se detecta la violación al uso de suelo, se manda un escrito al Servicio Público de la Propiedad para informarle sobre las causas de las posibles sanciones al desarrollador inmobiliario, y que de inmediato sea notificado para evitar su venta.

Este problema se da prácticamente en toda la ciudad y no hay alguna delegación en particular con más o menores irregularidades, sostuvo; en tanto que sobre las sanciones, dijo que pueden ir desde mil 500 unidades de cuenta (antes salarios mínimos), hasta cinco mil unidades de cuenta, o la demolición de los niveles excedentes.

Hasta ahora, destacó, se ha logrado garantizar que la gente que compra una propiedad tenga la certeza jurídica de que se cumple con la reglamentación de uso de suelo y no tenga problemas después porque haya comprado un bien inmueble que ocupa un nivel no autorizado.

Con el aseguramiento del folio de construcción, el comprador va con su notario para escriturar, pero éste tiene la información para advertirle que puede tener problemas y el cliente decide no cerrar el trato de compra-venta, y salva su dinero”, expuso.

El objetivo, dijo, es reducir a cero este tipo de ventas que se convierten en un engaño, porque una vez que se vende la propiedad, el problema es para el comprador porque se pone en riesgo su patrimonio.

Por otro lado, comentó que se mantienen los operativos de supervisión de taxis e informó que el martes pasado se realizó un operativo en 18 puntos y se remitieron al corralón 35 unidades.