Sin propuestas nuevas se lleva a cabo tercer debate; prevalecen los ataques al puntero López Obrador

junio 13, 2018 Nacionales Sociedad

Ciudad de México. Luego de casi dos horas de intercambio de ideas, puntos de vista y acusaciones, concluyó el tercer y último debate de candidatos presidenciales organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

En este tercer encuentro, efectuado en el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán, los aspirantes respondieron preguntas enviadas por la población vía redes sociales.

En un formato de mesa redonda, el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador, Jaime Rodríguez Calderón, Ricardo Anaya y José Antonio Meade fue moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig.

Ninguno de los candidatos realizó propuestas nuevas y prevalecieron los ataques al aspirante que lleva una ventaja muy amplia de acuerdo con las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de que esa fórmula le dio cada vez mayor ventaja al tabasqueño sus tres contrincantes insistieron en denostarlo.

Jaime Rodríguez Calderón, aseveró que su propuesta es incrementar el ingreso básico a 350 pesos diarios, no desaparecer el salario mínimo, aunque lo calificó como una falacia ya que “nadie puede vivir en este país con ese dinero”.

Expuso que bajar los impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR) se puede lograr “quitando a los flojos del gobierno, porque no pueden ganar lo que ganan actualmente”. Para mejorar las condiciones económicas de las personas, también planteó que el reparto de utilidades se incremente de 10 al 15 por ciento.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, llamó a la población a hacer realidad, “a golpe de esfuerzo”, el cambio que necesita México y a transformar el enojo en esperanza y la esperanza en felicidad.

“Yo quiero un México en paz. Quiero que juntos, a golpes de esfuerzo y de amor por la Patria lo hagamos realidad. Si tú quieres ese mismo México, te invito a que salgas a votar, a que votes con todas tus fuerzas.

José Antonio Meade prometió que si gana la elección “México va crecer, que vamos a acabar con la pobreza de los niños, que le vamos a dar mejores oportunidades a las mujeres, que se va a generar mejor empleo y que va a estar mejor pagado. En pocas palabras, que ustedes progresen, que vivan más seguros y que vivan mejor”. En pocas palabras, lo mismo que prometió Enrique Peña Nieto hace seis años. Más de lo mismo.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró que construirá una refinería, y los recursos sí alcanzarían, pues hoy, dijo, se gastan 500 mil millones de pesos para comprar hidrocarburo más caro.

Recordó que desde hace 40 años, en México no se construye una nueva refinería y “estamos comprando alrededor de 600 mil barriles diarios de gasolina a precios muy altos”.

Dijo que aprovecharía para fomentar la generación de energía con recursos renovables con el viento, el sol y el agua.

Anunció que en materia de ecología se plantarían un millón de hectáreas con árboles frutales maderables, con efecto multiplicador en materia ambiental.